Helichrysum italicum (Curry)

Si quieren armonizar su jardín con una planta de hojas casi blancas que dan un sentimiento de calma, el curry es una excelente opción. En Lima, normalmente se usan los senecios para contrastar el color de las plantas anuales pero si puedo escoger, prefiero el curry.

Planta de curry en maceta dando buen augurio a una casa de campo

El aroma que emiten las hojas de este subarbusto es muy agradable. De hecho, algunas personas lo utilizan para sazonar ensaladas y carnes. Asimismo, el popular aceite de Immortel que ofrecen grandes marcas de belleza, se extrae de sus hojas. Tiene propiedades curativas pues alivia el dolor, estimula la circulación sanguínea y mejora la piel pero eso sí, no es la especie que se usa para cocinar en la India. Esta planta ha llegado al Perú desde el sur de Europa, Turquía y el Mediterráneo.

A este curry le gusta el sol o sol parcial y el suelo no debe ser extremadamente fértil pues está adaptado a suelos rocosos. Logra sobrepasar el medio metro de alto y ancho con un crecimiento bastante rápido. Si bien requiere de agua, esta planta se adapta a la sequía con facilidad. Por eso, también es una especie que debe utilizarse más en esta ciudad.

Sus hojas casi blancas son mágicas y aromáticas.

El curry tiene flores amarillas y redondas que aparecen entre verano y otoño. Estas suelen atraer mariposas y se deben cortar después de su floración. Las flores secas se utilizan para decoración. Como si fuera poco, ¡el helichrysum es una especie que trae buen augurio!