Tecoma stans (Huaranhuay)

Un árbol para Lima. Cada vez aparecen más Huaranhuayes en la ciudad alumbrando el colchón gris con sus trompetas doradas. Estos árboles pueden sobrepasar los siete metros de altura y en climas templados como el nuestro, sus hojas verdes permanecen casi todo el año.

Plantada donde normalmente se encuentra en la naturaleza: los caminos.

El Huaranhuay se adapta a climas desérticos pero también a la humedad del trópico, por lo que se puede encontrar diversas especies del género Tecoma en casi toda América (hasta los 2500msnm). Necesita de sol directo o parcial y puede soportar sequías, volviéndolo un árbol ideal para paisajes xerófitos. Prefiere un suelo bien drenado y arenoso pero una buena fertilización y riego en el verano mejorará la calidad de la planta. Asimismo, es muy resistente ante pestes.

La flor contrasta contra el verde intenso de su follaje.

Las flores amarillo intenso agrupadas en racimos aparecen en la punta de las ramas y atraen mariposas, picaflores y otro tipo de aves. Además, tienen una agradable fragancia. Para asegurar una continua floración, la poda debe realizarse antes de la primavera. Otro atractivo son las vainas que al secarse se tornan color pardo, se abren y liberan las semillas que se encuentran dentro.

Flores y vainas del Huaranhuay.

No contenta con ser una planta nativa y hermosa, este árbol tiene diversos usos, desde madera para carpintería hasta remedios para diversas patologías (sus propiedades curan más de 50 enfermedades y malestares, incluyendo la diabetes, desde hace milenios). Estructuralmente, el crecimiento es rápido y produce sombra por lo que es una planta perfecta para usarse como fondo en un jardín o adornando un parque.

Así que dejemos el Ficus en paz y sembremos Huaranhuay.

Vitex agnus o el árbol de la castidad (Sauzgatillo, Agno casto)

Este arbusto fue en su momento santo remedio para todos los monjes en celibato pues sus propiedades antilíbido les echaba una manito para evitar el pecado. Casi como contradicción, esta planta también se usa para aumentar la fertilidad femenina ya que regula las hormonas.

El árbol de la castidad luciéndose en el Parque Olivar. Los guachimanes no dudan en descansar del sol bajo su copa.

El sauzgatillo, además de ser medicina, es un espectáculo. Desde verano hasta otoño se cubre de espigas que reúnen cientos de florecitas color morado que atraen abejas y mariposas. El follaje es denso, con forma de palma y de un verde intenso. Tanto las ramas, como las hojas y las flores son fragantes.

Hojas y flores del sauzgatillo.

Este arbusto mediterráneo puede alcanzar los cinco metros y se puede podar para darle una figura de árbol pequeño. Es sumamente ramificado y es una especie caducifolia por lo que hay que tomar en consideración que pierde sus hojas en invierno. La poda se debe realizar en primavera, antes de su floración. Esta es una planta resistente a la salinidad y la sequía pero requiere de un suelo con buen drenaje y de sol directo.

Las flores en espiga.

Todas las partes de esta planta son útiles y hoy pueden encontrar Vitex agnus en pastillas que concentran las propiedades milagrosas. Las semillas se usan como pimienta y además tiene un aceite de esencia. Los frutos son medicina, alimento y tintes. Los extractos del sauzgatillo se utilizan para evitar los dolores menstruales y regular el ciclo femenino. Asimismo, aumenta la producción de leche materna (no recomiendan utilizarlo durante el embarazo). Como si fuera poco, también elimina el acné en la adolescencia.

¿No les parece suficiente para sembrarlo en casa?

Con una buena poda se le puede dar forma de árbol.

Megaskepasma erythrochlamys (Manto rojo)

El género monotípico Megaskepasma solamente tiene una especie, que es la que presento. Este arbusto proviene de Venezuela pero existe en los trópicos de Centro y Sudamérica (algunos la conocen como Brazilian Red Cloak por su origen brasileño). Logra alcanzar los cuatro metros de altura y su mayor atractivo son sus flores cubiertas por brácteas de color magenta en forma de espiga.

Debido a su origen, si quieren plantar esta especie en Lima, deben considerar que requiere de humedad, temperaturas superiores a los 15°C y suelos fértiles bien drenados. Esta planta se desarrolla mejor en semisombra pero se puede exponer al sol directo. El riego es moderado y en el periodo de crecimiento debe ser abundante. Esto indica que si bien este arbusto es muy vistoso, no es muy conveniente para una ciudad con escasez de agua como Lima.

Esta especie debe podarse después de la floración para que rejuvenezca. Normalmente se reproduce por semilla pero también se puede hacer por esqueje (deben cortar una rama bastante madura, casi leñosa para tener más éxito). La fácil adaptación que tiene este arbusto hace que se naturalice rápidamente en un nuevo espacio y en ciertos países es considerada invasiva.

Para todos los caprichosos, ¡Megaskepasma a la orden!

Helichrysum italicum (Curry)

Si quieren armonizar su jardín con una planta de hojas casi blancas que dan un sentimiento de calma, el curry es una excelente opción. En Lima, normalmente se usan los senecios para contrastar el color de las plantas anuales pero si puedo escoger, prefiero el curry.

Planta de curry en maceta dando buen augurio a una casa de campo

El aroma que emiten las hojas de este subarbusto es muy agradable. De hecho, algunas personas lo utilizan para sazonar ensaladas y carnes. Asimismo, el popular aceite de Immortel que ofrecen grandes marcas de belleza, se extrae de sus hojas. Tiene propiedades curativas pues alivia el dolor, estimula la circulación sanguínea y mejora la piel pero eso sí, no es la especie que se usa para cocinar en la India. Esta planta ha llegado al Perú desde el sur de Europa, Turquía y el Mediterráneo.

A este curry le gusta el sol o sol parcial y el suelo no debe ser extremadamente fértil pues está adaptado a suelos rocosos. Logra sobrepasar el medio metro de alto y ancho con un crecimiento bastante rápido. Si bien requiere de agua, esta planta se adapta a la sequía con facilidad. Por eso, también es una especie que debe utilizarse más en esta ciudad.

Sus hojas casi blancas son mágicas y aromáticas.

El curry tiene flores amarillas y redondas que aparecen entre verano y otoño. Estas suelen atraer mariposas y se deben cortar después de su floración. Las flores secas se utilizan para decoración. Como si fuera poco, ¡el helichrysum es una especie que trae buen augurio!

Brunfelsia sp. (Francisca, Jazmín de Paraguay, Jazmín de América)

En Lima se le conoce como Francisca (viene de su sinónimo Franciscea sp.), en la selva peruana como Chiricsanango, en Uruguay como Jazmín del Paraguay, en Europa como Jazmín de América y en Estados Unidos e Inglaterra como Yesterday, Today and Tomorrow. Algunos también la llaman Solana furiosa debido a que pertenece a la familia de las Solanaceae. Este arbusto siempreverde originario de América tropical, es uno de los favoritos de nuestra ciudad pero lo malo es que requiere de un consumo moderado de agua y no tolera la sequía.

Lo más atractivo de la Francisca es que tiene flores que van cambiando de color: nacen violetas, se convierten en lavanda y finalmente terminan blancas. Esta transición permite ver diferentes tonos de morado en la planta, sobretodo entre abril y noviembre. Además, atrae mariposas, que son tan escasas en Lima.

Como si fuera poco este espectáculo, la Francisca nos seduce con la fragancia que emiten sus flores que parecen tener cinco pétalos pero realmente son unipétalos. En la aromaterapia este perfume se usa para pensar con claridad y tomar decisiones seguras así como diseminar ideas fijas. A la hora de plantarla en el jardín, no se deben ubicar muy cerca de las habitaciones pues la fragancia puede ser extrema.

Este arbusto llega a alcanzar los cuatro metros de altura y tiene una forma redonda que puede alcanzar los tres metros. Es de rápido crecimiento y requiere de un suelo con buen drenaje y enriquecido con material orgánico. Si es que las hojas ovaladas comienzan a amarillarse, deben colocar fertilizantes y nutrientes. En cuanto a la poda, esta puede realizarse en la parte baja, mostrando la base ramificada y darle un aspecto de árbol pequeño. Es recomendable podar el arbusto después del florecimiento invernal.

Se recomienda plantar este arbusto en la parte trasera de un borde mixto o en la base de un conjunto de palmeras altas. Crece y florea mejor en espacios con sol parcial. No le debe caer sol directo a medio día, pues puede quemar las hojas. En cuanto al riego, es regular pero no debe encharcarse pues puede dañar las raíces. Como casi todas las plantas con abundantes flores, ésta también es sensible a las pestes. Si es que le agarra la mosca blanca, la cochinilla o los pulgones, debe fumigarse inmediatamente.

La Francisca es utilizada como medicina natural en diferentes partes de la Amazonia. Inclusive es una de las plantas que se utilizan para preparar el brebaje de Ayahuasca. Sin embargo, hay que saber emplearla porque puede ser tóxica, generando delirios y borrachera. Por ello, hay que cuidar de las mascotas o niños cuando la planta está presente en la casa.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tibouchina urvilleana (Tibuchina, Planta de la gloria, Flor princesa)

Este arbusto perenne de Brasil cada vez se ve más en Lima. Sin embargo, es un capricho de los que quieren plantas tropicales en el desierto pues la Flor princesa requiere de un riego moderado y aún más cuando está floreciendo (que puede ocurrir en cualquier estación del año).

Esta planta puede estar a pleno sol o a semisombra sin problema pero prefiere protegerse del sol de medio día. Llega a alcanzar los tres metros de altura, erecta y desordenada, creciendo a una velocidad media. Si es necesario, colocar un soporte para sujetar los tallos delgados. Para saber cómo podar una Tibuchina correctamente, pueden ver el video a continuación:

Hay dos cosas tentadoras de este arbusto: su flor y sus hojas. Las flores son de color azul violeta con el centro rosado o blanco y a las mariposas les encantan. La textura aterciopelada y la forma redonda de las hojas verdes son sumamente atractivas. Cuando son jóvenes, pueden ser de color rojo o bronce. Todas estas características de la planta transmiten paz y tranquilidad.

La Tibuchina requiere de buen drenaje pues un exceso de agua empozada puede dañarla. Tampoco tolera ser transplantada (pierde muchas hojas) por lo que se debe tratar con mucho cuidado. Es una especie que puede plantarse en macetas, sobretodo en climas que no son de su preferencia. Evitar ubicarla en zonas ventosas ni en temperaturas heladas. Algo bueno: es resistente a las plagas.

Aquí algunas imágenes de esta Flor princesa:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ficus repens (Ficus trepador)

No soy una partidaria de los ficus en Lima. Este género proviene de las zonas tropicales de Asia donde se abastece de las continuas lluvias y se podría decir que ha colonizado esta ciudad que solo tiene un poco de garúa que ofrecer. El ficus benjamina, que es la especie que más vemos en la calle, tranquilamente excede los 30 metros de altura. ¿Se pueden imaginar lo que esas raíces están haciendo debajo de las pistas, las plazas y las viviendas?

Por otro lado, el ficus repens me parece la especie más amigable de este género y por eso hago la excepción en esta entrada. Es una enredadera siempreverde que crece lentamente pero es densa y se pega a cualquier superficie con facilidad (ojo que puede dañar la pintura o la madera). Sus flores no son vistosas pero el follaje recrea una extensa mata verde que puede alcanzar los 15 metros. Esta característica la ha convertido en una planta clave para cubrir paredes e inclusive la casa entera.

Las hojas jóvenes, de menor tamaño, van avanzando en el espacio y las más grandes se van desarrollando desde la rama principal y aparecen cuando las pequeñas han alcanzado una altura máxima donde ya no se pueden sostener por sí mismas. Lo ideal para esta planta es ubicarla en sol parcial o semisombra pues el sol puede amarillear las hojas. Asimismo, debe tener un suelo con buen drenaje.

Al igual que sus parientes, esta especie contiene un látex tóxico en sus tallos y hojas. También requiere de un riego moderado pero una vez establecido puede tolerar la sequía. Sin embargo, yo no me confiaría. Si el ficus tiene sed, sus raíces se encargarán de conseguir agua así tenga que romper cañerías. Algo bueno de esta planta: tolera la salinidad y la polución.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hibiscus tiliaceus (Hibiscus de mar)

Este árbol siempreverde es uno de mis favoritos de la costa del Perú. Es introducido del sudeste asiático pero se ha adecuado perfectamente a nuestro clima porque tolera la sequía y soporta la salinidad y la polución.

Hibiscus de mar disfrutando del sol en Paracas, Ica.

Recuerdo haber visto uno bien grande en Paracas. Lo primero que me llamó la atención fue el color de sus flores. Algunas eran amarillas, otras rojas-naranja y otras rojas-marrones. Las primeras son las que reciben mayor cantidad de luz, las segundas tienen una tonalidad más roja porque las hojas le dan sombra o porque ya está oscureciendo el día y las últimas son las más viejas. Éstas continúan floreando a lo largo del año y atraen abejas que producen una miel exquisita.

Flor amarilla recibiendo luz por la mañana.

La flor se mantiene roja al recibir sombra de la hoja.

El árbol puede traspasar tranquilamente los 4m de alto y ancho. Sus hojas anchas y de color verde oscuro crean una copa densa que provee de una excelente sombra. Eso sí, es mejor no colocarlo en lugares donde los fuertes vientos puedan tumbar el árbol debido a que tiene raíces poco profundas.

Hojas anchas y brillantes en la densa copa.

El hibiscus de mar requiere de sol directo (aunque también soporta la semisombra) y un suelo con buen drenaje (en los manglares y pantanos toma forma de matorral). Algo favorable es que tiene un crecimiento rápido. Por otro lado, se reproduce velozmente por semilla por lo que es considerada una especie invasiva en ciertas localidades del mundo.

El árbol en pleno crecimiento ya provee de gran sombra.

En vez de tanto ficus benjamina, ¡plantemos hibiscus tiliaceus!

Crassula ovata = Crassula argentea (Crásula, Jade, Congona)

Este arbusto suculento nos lo han prestado los sudafricanos. Típico de las plantas del desierto, esta planta tiene unas hojas carnosas que además de ser atractivas, retienen líquido necesario para su subsistencia. Éstas tienen una dimensión de 3-4cm y son de color verde con bordes rojizos.

Crásulas entre otras especies en jardín delantero.

La crásula se puede apreciar en gran parte de los jardines delanteros de las viviendas en Lima. Se adaptan muy bien a nuestro clima y no requieren de mucho agua ni mantenimiento. Se mantiene verde a lo largo del año y crece a una velocidad rápida.

Este pequeño arbusto alcaza el metro de altura, adornando el espacio con sus tallos gruesos (un poco leñosos) ramificados. Por su aspecto rellenito, podría encajar perfecto en un cuadro de Botero.

Lo más agradable de la crásula son sus flores color rosado pálido que aparecen sobretodo en invierno. Son flores pequeñas, con cinco pétalos, que al unirse en racimos, llenan de color al arbusto. Como para convencernos de que debemos utilizar esta planta en nuestros jardines, estas flores emanan una fragancia muy agradable.

Flores cubriendo el arbusto en pleno invierno limeño.

La crásula crece mejor en sol y semisombra por lo que puede sembrarse en jardines al aire libre o en macetas para patios o balcones. Eso sí, si quieres que la floración alcance su máximo esplendor, dale mucho sol. Este arbusto tolera la sequedad y la brisa marina y debe plantarse en un suelo poroso y arenoso para tener mejores resultados.

Estas plantas tienen una reproducción vegetativa (asexual) por lo que si colocan algunas hojas en la tierra junto a la planta madre, comenzarán a crecer plantas nuevas. Si se colocan varias crásulas juntas, se puede crear un borde tupido y si se mezclan con otras plantas que comprarten las mismas características (cactus o suculentas), se puede crear un jardín xerófilo. Todo depende del diseño que quieran para sus jardines.

Borde de crásulas en un edificio clásico de Miraflores.

Acacia farnesiana (Aromo, Huisache, Espino blanco)

Este arbusto o árbol pequeño es altamente recomendado para Lima y las ciudades desérticas de nuestra costa. Tiene raíces pivotantes, que en vez de extenderse horizontalmente, son profundas para alcanzar el agua subterránea. Es una especie que resiste la sequía y que si bien crecen mejor en tierras soleadas como Ica y la costa norte, en Lima también logran deslumbrarnos con sus 6 metros de alto.

El tronco torcido y las hojas ligeras le dan un aspecto único.

El aromo tiene hojas pinnadas con foliolos que parecen largas plumas de aves color verde. Suelen cerrarse en la noche o con poca luz y abrirse durante el día. Es una especie siempreverde o semicaducifolia por lo que no pierde la totalidad de sus hojas en invierno.

Las vainas se muestran más cuando algunas hojas caen en el invierno.

De las ramas espinosas cuelgan unas vainas color marrón oscuro y unas flores amarillas que parecen pompones pequeños. Estas flores fragantes son de gran atractivo para las abejas, por lo que existe la miel de aromo.

Pompones amarillos aparecen junto a las espinas y en climas calurosos suelen copar todo el árbol.

Esta acacia es nativa de América, desde México hasta Chile. Ha sido utilizada  por grupos humanos desde hace milenios y es un arbusto del cual se extraen diversos productos incluyendo gomas, colorantes, perfumes, medicina e insecticidas. Asimismo, el tronco sirve como leña, construcción y borde de protección por las espinas.

El arbusto puede alcanzar los seis metros de altura.

Este corto vídeo muestra lo suave que se mueven las hojas y flores con el viento.