Juan Grimm, paisajes de cuento

Los jardines de nuestra ciudad suelen ser muy eclécticos. Las plantas que se usan no tienden a ser nativas y tampoco se ubican de acuerdo a sus características vitales. Mayormente encontramos las especies más comerciales repetidas en jardines y parques sin ninguna armonía con el entorno, creando cierta plasticidad que nos aleja de lo natural y por el contrario, resalta la artificialidad de la ciudad. Esto es algo que debe cambiar y para inspirarnos hay que observar los jardines de Juan Grimm, reconocido arquitecto paisajista chileno.

El paisaje no es estático y se debe conocer sus dinámicas y transformaciones a través del tiempo. Los suelos, la radiación, los vientos y los recursos hídricos van a ser los principales factores de cambio y adaptación en las plantas. Por ello, Grimm promueve el uso de especies nativas sin modificar el paisaje natural que lo rodea:

“Si somos capaces de incorporar nuestra obra dentro de la secuencia del paisaje que nos involucra, y ordenarla inspirados en ese pequeño pedazo de mundo, lo que hacemos es intentar tomar su esencia y aplicarla, con las proporciones y medidas que podamos develar en las relaciones descubiertas observando las infinitas formas, que en todas las escalas nos muestra el orden de la naturaleza.”

Las miles de hectáreas que ha diseñado Grimm parten del conocimiento que le ha brindado la naturaleza. Antes de plantar las especies, realiza un estudio previo del terreno y del comportamiento de éstas si se agrupan:

“…pienso que la única forma de obtener óptimos resultados con el manejo y elección de ellas en el jardín, es tener presente previamente un orden de paisaje para éste, que será la base para determinar cuáles son las especies, qué dirección tomarán, a qué distancia, cuáles serán las asociaciones y cómo será necesario mantenerlas en el tiempo.”

Algunas pautas que recomienda para realizar asociaciones correctas son las siguientes:

  • Cuidar texturas y color de follaje.
  • Conocer el comportamiento de las especies en ciclo de día/noche y en las estaciones del año.
  • Seguir topografía.
  • Conocer tiempo de crecimiento de las plantas y los años de vida.
  • 3 estratos: cubresuelos, arbustos, árboles.
  • Respetar el diámetro de cada especie cuando es adulta.
  • Tener en cuenta que cuando se crea un jardín desde cero, primero será arbustivo y después de unos 5-8 años, aparecerá lo arbóreo.
  • Algunas plantas van a dominar sobre otras. Hay que cuidar de ir cambiándolas sin destruir las asociaciones.
  • La poda es importante y es la que da forma a las asociaciones más que a la planta.
  • Evitar líneas divisorias entre especies.
  • Evitar el error típico: colocar árboles y arbustos de diferentes especies en espacio reducido para generar diversidad.

Juan Grimm ha diseñado jardines privados pero es reconocido por sus parques. Considera que un jardín es un trabajo más arquitectónico mientras un parque tiene un carácter más libre. Las funciones de éstos van a variar de acuerdo a su ubicación geográfica. Asimismo, cree que es distinto trabajar un parque cerrado que uno con vista, pues en el primero, tiene que haber un juego entre las mismas plantas y en el segundo, armonía con el entorno.

Pueden visitar la sitio oficial de Juan Grimm o disfrutar de estas imágenes que muestran algunas de sus obras más importantes:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Isamu Noguchi

Nuevamente estamos frente a un artista, en este caso escultor, que dedicó gran parte de su vida al diseño de jardines. Con una hoja de vida tan dinámica como la de Burle Marx, Noguchi creó piezas de cerámica, de iluminación, muebles, diseños arquitectónicos, parques para niños, escenarios y vestuarios teatrales, y una serie de esculturas de mármol, acero, bronce, madera, granito, basalto, juegos de agua, entre otros materiales.

Isamu Noguchi

Hijo de un poeta japonés y una americana, este artista vivió y viajó desde temprana edad por todo el mundo. Nació en Los Angeles en 1904, pasó su infancia en Japón, estudió medicina unos años en la Universidad de Columbia en Nueva York y finalmente optó por convertirse en un escultor bajo la influencia de Onorio Ruotolo, un poeta y escultor italiano que fundó la Escuela de Arte Leonardo Da Vinci en el Lower East Side de Manhattan. Después de unos años viajó becado a Paris y trabajó en el estudio de Constantin Brancusi, donde además conoció a Alberto Giacometti y Alexander Calder. Fue después de esta experiencia que sus trabajos en espacios públicos comenzaron a surgir y adquirir reconocimiento.

Noguchi vivió en Nueva York pero constantemente viajaba a Japón, China, Europa y México. Si bien tenía grandes influencias del surrealismo de la época, su arte fue modificándose de acuerdo al contexto histórico, mayormente debido a la Segunda Guerra Mundial y a los problemas políticos entre Estados Unidos y Japón. Asimismo, mezclaba el arte moderno con técnicas antiguas (por ejemplo griegas o japonesas) que fue recogiendo en sus viajes. El resultado fue un arte abstracto orgánico, que se manifestaba mayormente en espacios públicos, incluyendo jardines.noguchi-quote

Si quieren conocer más sobre este artista y diseñador de jardines, les recomiendo visitar la siguiente página: The Noguchi Museum. Aquí los dejo con algunas imágenes de él y sus obras:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Luis Barragán, de México para el mundo

“La función de la arquitectura debe resolver el problema material sin olvidarse de las necesidades espirituales del hombre.”  -L.B.

El ciclo pasado dicté un curso compartido con el arquitecto Manuel Flores y fue él quien me habló mucho de las obras de Barragán y su conexión con el paisaje. Ingeniero y arquitecto nacido en Guadalajara, Barragán viajó a Europa durante sus estudios y se dejó influenciar por los jardines de Ferdinand Bac, los patios y diseños de la ciudad de Granada y posteriormente, por la estética limpia en la arquitectura de Le Corbusier.

Durante la década de los 40, empezó a diseñar diversas casas en Los Jardines del Pedregal en la ciudad de México DF y construyó su casa, actualmente Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Los siguientes años desarrolló proyectos como la Casa Gálvez, la Capilla Tlalpan, las Torres de Satélite, Los Clubes (que incluye San Cristóbal y la Fuente de los Amantes) y El Bebedero, una de sus obras paisajísticas más reconocidas por el juego de sombras que generan los eucaliptos sobre sus muros. Entrando a la década de los 70, Barragán ya era reconocido mundialmente y fue en estos años que creó la Casa Gilardi, donde utiliza un árbol de Jacarandá como elemento central que contrasta y proyecta una sombra sobre su entorno. Finalmente, en 1980, gana el Premio Pritzker en arquitectura.

A continuación hay una serie de imágenes que proyectan la forma, color y el paisaje dentro de la mente de este artista. Para conocer mayor información sobre sus obras y vida, les recomiendo esta página: Fundación Barragán.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Roberto Burle Marx

Burle Marx. Jamás había escuchado ese nombre. Y vaya hombre: pintor, arquitecto, ceramista, diseñador, paisajista, cocinero, cantante, actor, explorador, ecologista, naturalista, y la lista puede seguir. De padre alemán y madre brasileña, este genio tuvo su punto de quiebre en Alemania, donde se introdujo al mundo del arte plástico y de la botánica. Tras regresar a Brasil, su fascinación por las plantas lo llevó a investigar más sobre especies nativas, y pronto, Lucio Costa, uno de los arquitectos detrás de la ciudad de Brasilia, lo contrató para diseñar los jardines de una residencia en Rio de Janeiro.

Los diseños de Burle Marx tienen ciertas características que lo diferencian del resto de paisajistas. Por ejemplo, utiliza macizos con un gran número de individuos de la misma especie, siguiendo una morfología que predomina en su arte abstracto (mosaicos de geometría libre), influenciado por Arp y Miró. En cuanto a la selección de plantas, prefiere trabajar con diferentes texturas y colores de follaje y reduce el uso de flores. En general, trata de imitar la naturaleza amazónica y promover el uso de especies autóctonas.

La primera vez que vi un jardín de Roberto Burle Marx fue en  Belo Horizonte. El primer día que pasé por esta ciudad tuve la suerte de hacer un recorrido con mi amiga Jane por la Pampulha, una laguna artificial que se construyó en la década de los 40, bajo el gobierno del alcalde y posteriormente presidente, Juscelino Kubitschek. Oscar Niemeyer estuvo detrás el diseño de diversos edificios que lo rodean, tal como el Museo de Arte (MAP), la iglesia de San Francisco de Asis y la Casa de Baile. Todos los jardines de la laguna estuvieron diseñados por el maestro Burle Marx y es impactante ver el orden y la combinación perfecta de plantas en cada uno de los rincones de este espacio público.

Unos días después de mi primer encuentro con un jardín burlemarxino, visité el Instituto de Arte Contemporáneo y Jardín Botánico de Inhotim en las afueras de Belo Horizonte. Recorrer este centro a pie requiere más de un día pues uno se entretiene tanto con el arte plástico como con la naturaleza diseñada en alrededor de 97 hectáreas. Si bien los jardines de este museo fueron influenciados en sus inicios por Burle Marx, ninguno fue proyectado por él.

Aquí les dejo algunas imágenes de él, de sus diseños y sus obras. Como dijo un buen día caminando por sus jardines: “…qué belleza y qué razón de existencia!”

¡A inspirarse!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Central Park

La primera vez que fui a Nueva York tenía diez años y sinceramente, no me gustó la ciudad. Pensarán qué niña más tonta, al igual que mi padre, pero era por una simple razón: mucho concreto y poco verde. A pesar de ello, recuerdo la sensación que tuve al llegar a Central Park. Los ojos se me abrieron y pensé, “ahora sí, I love NYC”.

Hace unos meses regresé y descubrí que Nueva York se ha esforzado los últimos años por enverdecer varios rincones de la ciudad. Mi objetivo en el viaje fue conocer parques, jardines comunitarios, parques botánicos, tiendas de plantas, roof gardens y todo tipo de diseño con plantas. Y cómo no, ir a Central Park.

Una amiga que vive allá coordinó una visita al parque con un guía, y sin muchas expectativas, comenzamos el recorrido. En mi cabeza estaba la imagen de ser guiados por un tipo con banderita de color para que no nos perdamos  del grupo pero resultó ser un colombiano, nacido en EEUU, que realizaba estos paseos simplemente porque ama el parque. La ventaja fue que conocía muchos escondites y tenía definidas las mejores vistas dentro y desde el parque. Debo admitir que el tour fue mucho más enriquecedor (¡y agotador!) de lo que pensaba.

Aquí las fotos…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En lo que se pudo convertir el tren eléctrico por 26 años…

The High Line, un corredor de vegetación que te permite caminar por encima de las calles de Nueva York, es la máxima expresión de la apropiación de una ciudad. Hoy es un parque público pero en 1930 los rieles elevados en el West Side fueron construidos para transportar mercancías desde y hacia la zona industrial de la ciudad: Meatpacking District, West Chelsea y Hell’s Kitchen/Clinton.

Cuando el automóvil prácticamente acaba con el tren en Norteamérica, ya no tenía sentido mantener esta vía. Además, debido al desuso, se había convertido en un área verde por obra y arte de la madre naturaleza. En 1999, a punto de ser demolida, un grupo de vecinos (liderados por Joshua David y Robert Hammond) defendieron a ultranza este espacio público y ganaron.

En el año 2003 se realizó un concurso para diseñar el nuevo parque que finalmente estuvo a cargo de James Corner Field Operations, Diller Scofidio + Renfro y el famoso paisajista holandés Piet Oudolf (Diseño). La construcción del parque se planeó en tres sectores y aún está por construirse el último. Es importante resaltar que la comunidad formó parte en todo el proceso (Comunidad).

Las siguiente imágenes fueron tomadas un día gris de mayo donde se pueden ver algunas especies floreciendo pero en la página web tienen el listado de todas las especies que han sembrado (Lista de plantas1  y plantas2). También se pueden ver las plantas que florecen por mes, en este caso las flores de mayo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿De qué espacios de Lima nos podemos apropiar?

Concreto verde

Babilónica pasó unos días primaverales en la ciudad de Nueva York y registró espacios verdes típicos y atípicos dentro de esta selva de cemento. Al caminar por las calles y al analizar las siguientes imágenes, se hace evidente la preocupación de los habitantes por enverdecer cada rincón de la ciudad.  A lo mejor podemos adoptar ciertas costumbres para volver a los orígenes: valle verde en el desierto gris.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Paisajes de Alto Perú

Babilónica anda ocupada en un proyecto para hacer un parque en el barrio de Alto Perú, Chorrillos- Lima, inicialmente financiado por la Dirección Académica de Responsabilidad Social de la Pontificia Universidad Católica del Perú (DARS-PUCP). El objetivo de este proyecto, que forma parte del curso de Paisajes Peruanos y Desarrollo de la especialidad de Geografía y Medio Ambiente de la PUCP, es crear un área verde, en un lote ya determinado para tal fin, en el barrio de Alto Perú. En el proyecto participan los alumnos de este curso, los pobladores y otros voluntarios interesados en elevar la calidad ambiental de nuestra ciudad.

El lote asignado como área verde en el barrio de Alto Perú presenta una fuerte pendiente lo que requiere de una buena preparación del terreno.

Este proyecto comenzó a finales del mes de marzo y tiene una duración de cuatro meses. Cuenta con el apoyo de la universidad así como del Proyecto Alto Perú, que viene desarrollando actividades en el barrio desde el año 2008. Los alumnos de la universidad, junto conmigo, han realizado diversas visitas, una encuesta a la comunidad y un taller de percepción y capacitación para conocer qué quieren los pobladores del barrio en el parque. Los resultados nos han permitido crear un diseño que se acomode a sus necesidades y expectativas.

El Taller de Percepción y Capacitación se realizó el sábado 19 de mayo en el comedor junto al parque.

El día viernes 8 de junio a las 2pm se iniciará la limpieza del lote pues este contiene actualmente trastos y residuos sólidos. Al día siguiente, el sábado 9 de junio, se comenzará a trabajar, desde las 9am, el terreno para construir jardineras y terrazas que permitan la siembra de plantas. Los días viernes 15 (2pm), sábado 16 (9am) y viernes 22 (2pm) se colocará el abono, las plantas y se construirá la compostera, las bancas, los juegos para niños, entre otros. Todos pueden participar como voluntarios escribiendo a: jardines@babilonica.pe

Queremos agradecer las donaciones (hasta el momento) de plantas, abono, madera y llantas recicladas de diferentes personas, empresas y organizaciones como: El Plantón Móvil (Lucía Monge), Samaca (Rafael Benavides), Olivico (Carol Vico), Anne Delangue, Ricardo Arce, Pepe Heighes, entre otros.

¡Por un parque más en Lima!

Plantón Móvil: nosotros nos plantamos y ellas se mueven

Los bosques caminan largas distancias a una velocidad imperceptible por los seres humanos, pero lo hacen. Las plantas van a buscar el lugar perfecto para su desarrollo y eso implica un proceso largo de germinación, crecimiento y madurez para volver a germinar como otro individuo. Es decir, su caminar es generacional.

Los ciudadanos vivimos ocupados, distraídos y apurados. Las plantas nos acompañan en nuestros quehaceres diarios y a veces nos olvidamos de su existencia. Otras veces las mutilamos, pisamos, cortamos y hasta las usamos de baño. Pero, ¿qué pueden hacer las plantas para manifestar su desconcierto?

Hace tres años la artista plástica Lucía Monge viene realizando el Plantón Móvil, proyecto que tiene como objetivo sensibilizar a la población de nuestra ciudad en el cuidado de las plantas existentes y el aumento de las mismas. Tras una breve conversación con ella, me cuenta que le resulta injusto ver cómo maltratamos a estos seres vivos sin que ellos puedan moverse del lugar en el cual están enraizados. El evento que ella organiza permite movilizar un “bosque” por la ciudad, donde son las plantas las que toman este espacio artificial donde reina el concreto.

Plantón Móvil en Miraflores (Foto: Jorge Ochoa)

La cita es este 12 de mayo a las 7pm en la Alianza Francesa de la Av. Arequipa en Miraflores y se hará el recorrido hasta la Bajada Balta (página Facebook). El evento formará parte de la Noche en Blanco que se organiza en este distrito. Cada año el número de participantes ha aumentado junto con la creatividad para transportar las plantas. Y tú, ¿cómo harás que el bosque camine?

Tecoma stans (Huaranhuay)

Un árbol para Lima. Cada vez aparecen más Huaranhuayes en la ciudad alumbrando el colchón gris con sus trompetas doradas. Estos árboles pueden sobrepasar los siete metros de altura y en climas templados como el nuestro, sus hojas verdes permanecen casi todo el año.

Plantada donde normalmente se encuentra en la naturaleza: los caminos.

El Huaranhuay se adapta a climas desérticos pero también a la humedad del trópico, por lo que se puede encontrar diversas especies del género Tecoma en casi toda América (hasta los 2500msnm). Necesita de sol directo o parcial y puede soportar sequías, volviéndolo un árbol ideal para paisajes xerófitos. Prefiere un suelo bien drenado y arenoso pero una buena fertilización y riego en el verano mejorará la calidad de la planta. Asimismo, es muy resistente ante pestes.

La flor contrasta contra el verde intenso de su follaje.

Las flores amarillo intenso agrupadas en racimos aparecen en la punta de las ramas y atraen mariposas, picaflores y otro tipo de aves. Además, tienen una agradable fragancia. Para asegurar una continua floración, la poda debe realizarse antes de la primavera. Otro atractivo son las vainas que al secarse se tornan color pardo, se abren y liberan las semillas que se encuentran dentro.

Flores y vainas del Huaranhuay.

No contenta con ser una planta nativa y hermosa, este árbol tiene diversos usos, desde madera para carpintería hasta remedios para diversas patologías (sus propiedades curan más de 50 enfermedades y malestares, incluyendo la diabetes, desde hace milenios). Estructuralmente, el crecimiento es rápido y produce sombra por lo que es una planta perfecta para usarse como fondo en un jardín o adornando un parque.

Así que dejemos el Ficus en paz y sembremos Huaranhuay.