En lo que se pudo convertir el tren eléctrico por 26 años…

The High Line, un corredor de vegetación que te permite caminar por encima de las calles de Nueva York, es la máxima expresión de la apropiación de una ciudad. Hoy es un parque público pero en 1930 los rieles elevados en el West Side fueron construidos para transportar mercancías desde y hacia la zona industrial de la ciudad: Meatpacking District, West Chelsea y Hell’s Kitchen/Clinton.

Cuando el automóvil prácticamente acaba con el tren en Norteamérica, ya no tenía sentido mantener esta vía. Además, debido al desuso, se había convertido en un área verde por obra y arte de la madre naturaleza. En 1999, a punto de ser demolida, un grupo de vecinos (liderados por Joshua David y Robert Hammond) defendieron a ultranza este espacio público y ganaron.

En el año 2003 se realizó un concurso para diseñar el nuevo parque que finalmente estuvo a cargo de James Corner Field Operations, Diller Scofidio + Renfro y el famoso paisajista holandés Piet Oudolf (Diseño). La construcción del parque se planeó en tres sectores y aún está por construirse el último. Es importante resaltar que la comunidad formó parte en todo el proceso (Comunidad).

Las siguiente imágenes fueron tomadas un día gris de mayo donde se pueden ver algunas especies floreciendo pero en la página web tienen el listado de todas las especies que han sembrado (Lista de plantas1  y plantas2). También se pueden ver las plantas que florecen por mes, en este caso las flores de mayo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿De qué espacios de Lima nos podemos apropiar?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s