Brunfelsia sp. (Francisca, Jazmín de Paraguay, Jazmín de América)

En Lima se le conoce como Francisca (viene de su sinónimo Franciscea sp.), en la selva peruana como Chiricsanango, en Uruguay como Jazmín del Paraguay, en Europa como Jazmín de América y en Estados Unidos e Inglaterra como Yesterday, Today and Tomorrow. Algunos también la llaman Solana furiosa debido a que pertenece a la familia de las Solanaceae. Este arbusto siempreverde originario de América tropical, es uno de los favoritos de nuestra ciudad pero lo malo es que requiere de un consumo moderado de agua y no tolera la sequía.

Lo más atractivo de la Francisca es que tiene flores que van cambiando de color: nacen violetas, se convierten en lavanda y finalmente terminan blancas. Esta transición permite ver diferentes tonos de morado en la planta, sobretodo entre abril y noviembre. Además, atrae mariposas, que son tan escasas en Lima.

Como si fuera poco este espectáculo, la Francisca nos seduce con la fragancia que emiten sus flores que parecen tener cinco pétalos pero realmente son unipétalos. En la aromaterapia este perfume se usa para pensar con claridad y tomar decisiones seguras así como diseminar ideas fijas. A la hora de plantarla en el jardín, no se deben ubicar muy cerca de las habitaciones pues la fragancia puede ser extrema.

Este arbusto llega a alcanzar los cuatro metros de altura y tiene una forma redonda que puede alcanzar los tres metros. Es de rápido crecimiento y requiere de un suelo con buen drenaje y enriquecido con material orgánico. Si es que las hojas ovaladas comienzan a amarillarse, deben colocar fertilizantes y nutrientes. En cuanto a la poda, esta puede realizarse en la parte baja, mostrando la base ramificada y darle un aspecto de árbol pequeño. Es recomendable podar el arbusto después del florecimiento invernal.

Se recomienda plantar este arbusto en la parte trasera de un borde mixto o en la base de un conjunto de palmeras altas. Crece y florea mejor en espacios con sol parcial. No le debe caer sol directo a medio día, pues puede quemar las hojas. En cuanto al riego, es regular pero no debe encharcarse pues puede dañar las raíces. Como casi todas las plantas con abundantes flores, ésta también es sensible a las pestes. Si es que le agarra la mosca blanca, la cochinilla o los pulgones, debe fumigarse inmediatamente.

La Francisca es utilizada como medicina natural en diferentes partes de la Amazonia. Inclusive es una de las plantas que se utilizan para preparar el brebaje de Ayahuasca. Sin embargo, hay que saber emplearla porque puede ser tóxica, generando delirios y borrachera. Por ello, hay que cuidar de las mascotas o niños cuando la planta está presente en la casa.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s