Sequoia sempervirens (Secuoya, Secuoya roja, Coast redwood, California redwood, Giant redwood)

Cuando uno piensa en los árboles de secuoya, piensa en inmensidad, en una infinitud hacia el cielo. Algunos tienen miles de años de vida, hasta más de 2000, pero la mayoría unos cuantos cientos. En la selva del Perú he visto especies con troncos de diámetros muy anchos pero nunca vi uno que alcanzara esos niveles de altura.

El árbol de secuoya puede pasar los 100 metros con tranquilidad, siendo así la especie más alta de América. Suelen tener una base un poco irregular que lo ancla al suelo y las raíces son muy extensas y superficiales por lo que, al recalentarse, pueden inhibir el crecimiento de otras especies a su alrededor. No son plantas inflamables porque el tronco recto, fisurado, y de color marrón rojizo, tiene una protección contra el fuego.

Las hojas son finas como las de un ciprés (familia a la que pertenecen), de color verde oscuro y las ramas crean una forma piramidal. Normalmente crecen en grupo de tres a cinco árboles para protegerse de las condiciones climáticas. De una misma raíz pueden brotar troncos independientes que no se ven afectados si uno es dañado pero aportan alimento si uno lo necesita.

Son árboles utilizados para marcar bordes y generar sombra a lo largo del año (como dice su nombre son siempreverdes). Predominan en la costa norte de California hasta Oregon, en climas húmedos y fríos, pero también pueden sobrevivir a temperaturas más elevadas si tienen un riego apropiado.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s